Cerveza y Salud

El consumo moderado de cerveza puede producir una mejora en el sistema inmune. Esto se debe no sólo a la cantidad de alcohol presente en la cerveza, sino a los numerosos componentes presentes en este tipo de bebida, como antioxidantes, vitaminas y minerales.

Los adultos sanos que consumen regularmente y de forma moderada cerveza podrían ser menos propensos a padecer enfermedades infecciosas y su efecto anti-inflamatorio podría ser un factor determinante en los efectos preventivos de enfermedades cardiovasculares.

Además, tanto los hombres como las mujeres consumidores de cerveza de forma moderada y regular, pueden tener menos riesgo  de sufrir infarto al miocardio que los no bebedores, debido a la reducción de la coagulación sanguínea y el aumento del colesterol de alta densidad.



Subscribe to me on YouTube